jueves, 2 de febrero de 2017

LA CASA DE LAS MUÑECAS ROTAS



















Como cada noche de luna yo arrimo
Mi persona a un mismo lugar, a la casa
De las muñecas rotas, donde la anónima
Gente se mira y llora sola en soledad,
Donde espera paciente quien aguanta mis
Derrumbes emocionales, donde seres
De desconocido nombre, de mirada
Triste y cuerpo vacío, abrevan entre
Copas de oro líquidos envenenados.

Copas absortas que se vacían entre
Huecos pensamientos de mujer, que desde
La barra sola cruza sus ojos breve
E intensamente con los míos, (aquella
Figura marchita que me recordaba
Al otoño), suplicándome por una
Rápida noche de amor, y yo, un ánima
Oscura y nocturna, la contesto dándole
La espalda a su inútil plegaria, allá
Donde las almas se olvidan de sus cuerpos.

Mis recuerdos vagan ebrios de añoranza,
Y ríos de vino ocultan su pasado
Donde el tiempo pasa y nadie los reclama,
Allá en la casa de las muñecas rotas,
A aquel barman yo le pido que desborde
Mi regazada copa en la que alguna vez,
Quizá, posara sus labios el amor

De mi vida y al que yo nunca encontré.

jueves, 26 de enero de 2017

LOS RECUERDOS QUE ME QUEMAN



















Recuerdo bien padre mío
los recuerdos que me queman,
caricias que son tortura
sobrepasando el cariño
de mi virgen desnudez.

¿Fué mi culpa nacer niña?.
recuerdo bien padre mío
los resuerdos que me queman,
amargo era el caramelo
que me dabas cada noche.

A mi muñeca tirabas
de la cama cada día,
recuerdo bien padre mío
tus lloriqueos de niño
exigiéndome el perdón.
¿Fué mi culpa nacer niña?

A LOS BRAZOS DEL MAR





















Espuma que me besa,
me arrastra a los confines
del piélago,a sus olas,
Recuerdos de puñales.

Y yo que aun sigo a solas,
ocaso tras ocaso,
mi pena entre salitre
apenas si respira.

Lágrimas de cristal
besan mi luz de luna,
y se me cae el alma
a los brazos del mar.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

CANCIONES DE FUNERAL



















Yo comparto tristes días
con una pequeña hacienda
cercada,breve y desierta,
de nombre casi olvidado,
donde unos naranjos chicos
de destartalada sombra
declaran la desterrada
tierra que ahora resido.

Por paredes solo tengo
lo que mi vista comprende,
el cielo y distantes sierras
y vagabundos pinares
que adornan unas cercanas
solas montañas hermanas,
donde persiguen el alba
acomodadas casitas
de veraneo que estan
casi a punto de enviudar.

A mi izquierda yo me encuentro
un moribundo parral
de uvas maltrechas que llora,
grita,muere de soledad,
y ya oigo yo recitar
a los tordos y los mirlos
canciones de funeral.

domingo, 29 de julio de 2012

PROMESAS





























Una vez hubo un perrito                
Que andaba solo las calles,          
Se encontraba tan solito                   
Que muy poquito a poquito              
Se iba comiendo sus ayes.                 

Allí estaba aquel canino,                 
Esperando que llegara                      
Por otro o cualquier camino,           
El amable peregrino                         
Que un buen día le ayudara.            

Aquel amable, buen hombre,            
Le hubo dicho, prometido,               
Que hasta le pondría nombre,          
Juntos harían renombre                   
Por la vida sin sentido.                    

Pero un día de muy buen sol,           
Junto al lado del sendero                
Se le apareció un caracol,                 
Con su cáscara de charol,                 
Igual que los del tendero.                

Y como si fuera un sueño
Dijo que era su ángel guardián,
Que su gran amigo y dueño
Dejaba monte aguileño
Para en mar ser capitán.

Y allí quedó lamentado
El pobre desahuciado can,
Que se quedó sentenciado
Allá donde las almas van,
Que volviera aquel bacán.

De ser aquel perro pobre
Quedó así también sin amo,
Y de una vida salubre
Futura, pasó a salobre
Como rosa a cebar ramo.

No fiarse de las promesas
Que a buen recaudo te ponen,
Nunca se sabe si esas
A aspirantes a princesas
Son las que a veces proponen.

NOCHES DE AGOSTO





















En noches de agosto galopando va litoral,
Dejando a todo sotavento estelas en la mar,
De nombre libertad navegando va toda mar
Un barquito de plata y nogal de sangre real,
Catamarán que vistiendo luces la noche vas,
Cántame una canción de piratas por altamar,
De aquellas que enamoren las tardes el corazón,
Aquellas que a la luz de la luna me hagan llorar.

domingo, 17 de junio de 2012

CARABELA























A sotavento va y vuela                   Circula por las marismas
Aquel infante navío                        La luz de la luna su alma,
Cuyo nombre carabela                   Cantando sirenas mismas
Va al oleaje bravío.                         Canciones de paz y calma.

De noche parece estrella                 Cantan a la embarcación
Iluminado de plata                          Que la belleza no rige
Por la proa de su estela,                  El que otrora era galeón,
Meciendo el mar su bravata.          Que va fantasma su efigie.

Oro parecen sus velas                     A sotavento va y vuela
Cuando las acaricia el sol,              Aquel infante navío
Diamantes y rubias perlas              Cuyo nombre carabela
Brillan su asta a tornasol.               Va al oleaje bravío.

De entre todos los confines             Perdió hermosura el velero
Es ella la más hermosa,                   Sucumbida su madera
Tanto o más que los delfines,         Al tormentoso aguacero
Más o tanto que una rosa.               Por fanfarria marinera.

                               Conquistadora de tierras
                               Ansiaba riqueza y poder,
                               Era victoria de guerras
                               Y la historia hizo crecer.
                                                                                                        
A sotavento va y vuela                    Y es así, de ésta manera
Aquel infante navío                      Es que al que mucho consume
Cuyo nombre carabela                    Se le muere en primavera
Va al oleaje bravío.                          La guapura que presume.

Sin temer a las tormentas              A sotavento va y vuela
Navega los horizontes,                   Aquel infante navío
Sin temer a las afrentas                 Cuyo nombre carabela
               Marinas y polizontes.                     Va al oleaje bravío.

martes, 22 de mayo de 2012

BLANCO CABALLO FANTASMA






























Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
crin crespada color sangre,
indomable pura raza.
Ladrón de anónimas vidas,
bufón de los soberanos,
amo de ciegas farolas,
señor entre los monarcas.

Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
¡galopa héroe en soledad!,
victorioso en los combates.

Hiedra de las robles venas,
pirata en mares de plata,
dueño de puertos sin nombre,
amigo de la fortuna.

Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
trota desnudo las vías,
llevas muerte en los talones,
tu lomo miles de hombres.

lunes, 21 de mayo de 2012

NO LLORES POETA






















Ah de aquel bardo poeta 
que su alma le va embarcada
rehuyendo barahúnda 
la noche seca y baldía,
¿que instruye su parca vida 
toda rota y confundida
a cuya baquía luna 
la barniza de sus sueños?.

Es batelero fruncido 
quien en su lánguida barca
la remolca por océanos,
donde el mar barrabasado
el ánimo le marea
su apática negra chiva 
que a su pena va agarrada.

De una tal Elena cuenta
de la que un buen día fuera
la barraca de su pluma,
que llevó por el barranco
todos sus mil manuscritos
y que éstos pegaron gritos
al esparcirlos al viento.

Cogido al mástil navío
Maldice quien lo navega
y lo rememora e itera
en el barrizal de labios
partisanos que no fueran
batuta de sus jadeos.

Cachazudo desahucia 
su pecho todo derecho
de un inquilino obligado
por ineludible; el luto,
y se decide a su piélago
atender y perdiéndosele
el mirar cadente hacia 
el horizonte le invade 
de calígene su pronto
inexcusable voltante.

Ah de aquel bardo poeta
que por entre solas olas
una sirena le observa 
enamorada y serena,
como emanan de sus labios 
rojos violines sonando
a canto marino y paz.

"No me llores tu poeta,
a mal si que a bien allegan,
parten amores que igual
besan y sienten y duelen,
Que se van y vuelven,vienen,
vienen y se marchan y te
Hieren olvidando echarle
a tu lápida las flores".

LA FIGURA APALILLADA


























A paso de bota avanza 
La figura apalillada,
Anclado entre rancios sueños,
De miserias y neblinas
Cubre emancipado ego.
Sedienta su libertad,
Siendo sola brevedad 
Las palabras que cobijan
Disgusto bajo la lengua.

Sin costumbres, sin sustancia,
Donde la sutil constancia 
De sus viajes le motiva 
Hacia su solo abandono,
Sin la suerte inicia éxodo 
De muerte a las bravas cumbres
Que le niegan primavera.

Deslustrados nubarrones
Echan granizo a su fe,
Vetándole así alentarse,
La figura apalillada
Queda semi arrodillada
A la sola seca hierba.

Y ven sus ojos la adusta 
Noche que luna le niega
A su sola sombra flaca,
Decide asi ser ya nada
Soterrando los parpados
Bajo un nombre ya olvidado.

Y mientras ya se abandona,
Silban sus labios canciones
De un hombre ya desertado.