domingo, 29 de julio de 2012

PROMESAS





























Una vez hubo un perrito                
Que andaba solo las calles,          
Se encontraba tan solito                   
Que muy poquito a poquito              
Se iba comiendo sus ayes.                 

Allí estaba aquel canino,                 
Esperando que llegara                      
Por otro o cualquier camino,           
El amable peregrino                         
Que un buen día le ayudara.            

Aquel amable, buen hombre,            
Le hubo dicho, prometido,               
Que hasta le pondría nombre,          
Juntos harían renombre                   
Por la vida sin sentido.                    

Pero un día de muy buen sol,           
Junto al lado del sendero                
Se le apareció un caracol,                 
Con su cáscara de charol,                 
Igual que los del tendero.                

Y como si fuera un sueño
Dijo que era su ángel guardián,
Que su gran amigo y dueño
Dejaba monte aguileño
Para en mar ser capitán.

Y allí quedó lamentado
El pobre desahuciado can,
Que se quedó sentenciado
Allá donde las almas van,
Que volviera aquel bacán.

De ser aquel perro pobre
Quedó así también sin amo,
Y de una vida salubre
Futura, pasó a salobre
Como rosa a cebar ramo.

No fiarse de las promesas
Que a buen recaudo te ponen,
Nunca se sabe si esas
A aspirantes a princesas
Son las que a veces proponen.

NOCHES DE AGOSTO





















En noches de agosto galopando va litoral,
Dejando a todo sotavento estelas en la mar,
De nombre libertad navegando va toda mar
Un barquito de plata y nogal de sangre real,
Catamarán que vistiendo luces la noche vas,
Cántame una canción de piratas por altamar,
De aquellas que enamoren las tardes el corazón,
Aquellas que a la luz de la luna me hagan llorar.

domingo, 17 de junio de 2012

CARABELA























A sotavento va y vuela                   Circula por las marismas
Aquel infante navío                        La luz de la luna su alma,
Cuyo nombre carabela                   Cantando sirenas mismas
Va al oleaje bravío.                         Canciones de paz y calma.

De noche parece estrella                 Cantan a la embarcación
Iluminado de plata                          Que la belleza no rige
Por la proa de su estela,                  El que otrora era galeón,
Meciendo el mar su bravata.          Que va fantasma su efigie.

Oro parecen sus velas                     A sotavento va y vuela
Cuando las acaricia el sol,              Aquel infante navío
Diamantes y rubias perlas              Cuyo nombre carabela
Brillan su asta a tornasol.               Va al oleaje bravío.

De entre todos los confines             Perdió hermosura el velero
Es ella la más hermosa,                   Sucumbida su madera
Tanto o más que los delfines,         Al tormentoso aguacero
Más o tanto que una rosa.               Por fanfarria marinera.

                               Conquistadora de tierras
                               Ansiaba riqueza y poder,
                               Era victoria de guerras
                               Y la historia hizo crecer.
                                                                                                        
A sotavento va y vuela                    Y es así, de ésta manera
Aquel infante navío                      Es que al que mucho consume
Cuyo nombre carabela                    Se le muere en primavera
Va al oleaje bravío.                          La guapura que presume.

Sin temer a las tormentas              A sotavento va y vuela
Navega los horizontes,                   Aquel infante navío
Sin temer a las afrentas                 Cuyo nombre carabela
               Marinas y polizontes.                     Va al oleaje bravío.

martes, 22 de mayo de 2012

BLANCO CABALLO FANTASMA






























Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
crin crespada color sangre,
indomable pura raza.
Ladrón de anónimas vidas,
bufón de los soberanos,
amo de ciegas farolas,
señor entre los monarcas.

Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
¡galopa héroe en soledad!,
victorioso en los combates.

Hiedra de las robles venas,
pirata en mares de plata,
dueño de puertos sin nombre,
amigo de la fortuna.

Cabalga solo la noche
blanco caballo fantasma,
trota desnudo las vías,
llevas muerte en los talones,
tu lomo miles de hombres.

lunes, 21 de mayo de 2012

NO LLORES POETA






















Ah de aquel bardo poeta 
que su alma le va embarcada
rehuyendo barahúnda 
la noche seca y baldía,
¿que instruye su parca vida 
toda rota y confundida
a cuya baquía luna 
la barniza de sus sueños?.

Es batelero fruncido 
quien en su lánguida barca
la remolca por océanos,
donde el mar barrabasado
el ánimo le marea
su apática negra chiva 
que a su pena va agarrada.

De una tal Elena cuenta
de la que un buen día fuera
la barraca de su pluma,
que llevó por el barranco
todos sus mil manuscritos
y que éstos pegaron gritos
al esparcirlos al viento.

Cogido al mástil navío
Maldice quien lo navega
y lo rememora e itera
en el barrizal de labios
partisanos que no fueran
batuta de sus jadeos.

Cachazudo desahucia 
su pecho todo derecho
de un inquilino obligado
por ineludible; el luto,
y se decide a su piélago
atender y perdiéndosele
el mirar cadente hacia 
el horizonte le invade 
de calígene su pronto
inexcusable voltante.

Ah de aquel bardo poeta
que por entre solas olas
una sirena le observa 
enamorada y serena,
como emanan de sus labios 
rojos violines sonando
a canto marino y paz.

"No me llores tu poeta,
a mal si que a bien allegan,
parten amores que igual
besan y sienten y duelen,
Que se van y vuelven,vienen,
vienen y se marchan y te
Hieren olvidando echarle
a tu lápida las flores".

LA FIGURA APALILLADA


























A paso de bota avanza 
La figura apalillada,
Anclado entre rancios sueños,
De miserias y neblinas
Cubre emancipado ego.
Sedienta su libertad,
Siendo sola brevedad 
Las palabras que cobijan
Disgusto bajo la lengua.

Sin costumbres, sin sustancia,
Donde la sutil constancia 
De sus viajes le motiva 
Hacia su solo abandono,
Sin la suerte inicia éxodo 
De muerte a las bravas cumbres
Que le niegan primavera.

Deslustrados nubarrones
Echan granizo a su fe,
Vetándole así alentarse,
La figura apalillada
Queda semi arrodillada
A la sola seca hierba.

Y ven sus ojos la adusta 
Noche que luna le niega
A su sola sombra flaca,
Decide asi ser ya nada
Soterrando los parpados
Bajo un nombre ya olvidado.

Y mientras ya se abandona,
Silban sus labios canciones
De un hombre ya desertado.

sábado, 28 de abril de 2012

¡AY LUNA,LUNA LUNITA!

































La luna está engalanada
Ya la vienen a visitar,
Es cada noche estrellada
Que le cuentan su pesar.


Ay luna, luna lunita
¿Podré un día enamorarla?
Ay, ojala Dios permita
Tocarla, poder besarla.

Bonita como la aurora
Es mi preciosa Adelina,
Tan gentil y encantadora,
Es tan dulce, tan divina.

Ay luna, luna lunita
Si tuviera una mirada
Del corazón su miguita,
Estar de mí enamorada.

Mucho temo no pueda ser,
Pues ella hija de monarcas
Y yo solo un mercader
Con la pobreza en mis arcas.

Empieza luna a recitar
Ay chico, chico bonito,
Tratándole de consolar,
Del amor hay nada escrito.

miércoles, 25 de abril de 2012

AL PINO DE ONTENIENTE




















A ti que te seca el poniente y te hiela el levante,
Alma yerta que besa lluvia de tormenta cuyo
Terco ramaje rebrota en maderero linaje,
La que de figura y talante instruye al carpintero
Puertas, cocinas, baños y recios nobles armarios.

Que estrafalarios tus andares tienen por el mundo,
Cuan castigadas raíces te enraízan en tierra
Por ésta sierra que ya hace años dió a luz tu persona,
Que te arrancan la corteza con graciosa destreza
Las manos enamoradas que te cuentan su amor.

A ti brindan homenajes fervientes oleajes
De ebrios olores, mezcla de bellotera, campestres
Y vanas flores sutiles que a miles te rodean,
Tu lindas la ribera que prolifera la gente
Hacia tu Sombra de pino camino de Onteniente.

domingo, 22 de abril de 2012

ECHARTE DE MENOS A MI SE ME LLEVA




















A ti, cuyo aspecto me es prohibido y que ignoro
El semblante dime, dí ¿quién o que provocó
De tu ausencia, quien me robó toda tu presencia?.

Tú, cuyo aspecto me prohibiste y del que ignoro
Toda ausencia, rostro distante que desmoldea
Mi almohada por sueños sin cariño del beso
Al acostarme, faltándole arrope a mi niñez,
Volviendo pobre la fantasía de mi lecho.

Que tristes son las noches que mi cama comparte
Cada noche, dí, dime que o quien te apartó de mi,
Di si tu lejanía fue urgencia o cobardía
Y si a muy tardar tu demora fuera y pudieras
Un día a mi lado regresar, hazlo muy pronto,
Pues el echarte de menos a mi se me lleva.

domingo, 11 de marzo de 2012

IMPERIOSA REINA SIERRA
























Imperiosa reina sierra
Vida verde en ti habita
Vive, muere, se marchita
Entre vientos de guerra.

Imperiosa sierra reina
Que sin respeto te pisa
La lluvia que te peina
Y la fuerza de la brisa.

En ti queda grabada
La furia de esos días
Por tormentas alterada
Dejando tierras baldías.

Sierra, cortina blanca
Entre nubes nevada
Madrugar que estanca
Torna la luna aserrada.

sábado, 10 de marzo de 2012

BARQUITO DE LATA







Ondea el mar un barquito
De lata de cuya quilla
Latón sueña ser fragata,
Temperante su bandera
Navega por el coraje
De todas olas que luchan
Por zozobrar leso armazón.

Pero brioso corazón
De hojalata se desborda
Por la pura valentía
Teniendo toda osadía
De retar en queda al mar.

Dicen que en la noche cantan
Al Confín sus tercos remos,
Corta la niebla de mares
La quimera de su apronte,
Cada día zarpa en puerto
Diferente que se deja
Llevar por relente donde
Renace nuevo horizonte.

Ondea el mar un barquito
De lata de cuya quilla
Latón sueña ser fragata,
Y dicen que siempre atraca
Por el puerto de la luna
Que Refleja toda alma
De plata por la marisma.

domingo, 4 de marzo de 2012

MENDIGO
































Triste figura ésta la tuya mendigo,
Gastada por el famélico destino
Que resalta indigente pobre persona
En los tristes días que tu boca vaga.

Te ceba la bondad que acarrean vientos
Que siguen siendo tan mendigos como tú,
_De recodo en recodo voy _, tu me dices,
Cojeando el alma hacia la caridad.

Dime que mismo destino tu cabalgas
Que acaba huyendo por gélidas esquinas
Regurgitando mañanas de lágrima,
Que nacen,mueren en vientre conformado.

Triste figura ésta la tuya mendigo,
Sin reflejos que a ti se te lleven hacia
Rancias travesías que dan abundancia,
Siendo hambre y constancia ese tu amigo mío.

_De recodo en recodo voy _, tu me dices,
Donde la rutina de mismos lugares
Los andares agota en sufrida sombra,
La que te nombra a ti un héroe de las calles.

sábado, 3 de marzo de 2012

VIENTOS

























Las colinas lloran el mudo relente,
Sobre las copas orea ya desnudo
El incipiente celo de olmos y chopos.

Los brazos al cielo los cedros levantan
Entre esos espectaculares serenos
Donde acampan la chulería los yuyos.

Por entre cienos y tormentas camina
El guapo y peinado siseo del roble,
Que enraíza acicalado cerno noble
Donde los vientos transitan su zozobra.

miércoles, 29 de febrero de 2012

LA TENTACIÓN





















Una tarde de asentada primavera,
Daba mi mirada una batida larga
Por la alameda de un río, ya muy cerca
De una basilisca dehesa rendía
Los vientos junto aquel hollado camino
Frecuentado por versos, anochecía
Y el cañizal, bonancible, acusaba
Cansancio y la vista a mí se me perdía
Por aquel rancio guijarral que bebía
La orilla su pobreza, ya la corriente
Bajaba bandera y relente moría
Y yo me desfallecía viendo como
Una niña a la luz de luna desnuda
Nadaba entre las cañas y sonreía.

¡Ay Dios!, que nocturna sirena, y como
Me besaban la mirada aquellos pechos
Retozando derechos por la agua clara,
Cuyos pezones parecían islotes
En todo aquel océano de lujuria
Que provocaban mis labios, ah que labios
Aquellos labios de plena temporada,
Y que ojos aquellos ojos que lucían
La noche como dos puntitos de plata.

Con que gracia y soltura se andaba aquella
Criatura la desnudez por las delgadas
Aguas, nadando la melena su piel
En sombra, chiquilla, como brilla, besa
Tu resplandor que a mi llega tornado amor,
Ah lozana, si supieras que mis cinco
Sentidos tu enamoras, la tentación
Que tú eres para la vista, siendo toda
La atención mía para tus movimientos
De reina, ay, yo desfallecía viendo
Como la niña que a la luz de la luna
Desnuda nadaba entre las cañas y a mí,
Solo a mí me sonreía y divertía.

lunes, 27 de febrero de 2012

EL LEVANTINO























Hubo un levantino cuyo corazón marino

Le envalentonaba casi todas las mañanas,

Todas las que una niña vecina regalaba,

Al viento le mandaba besos de porcelana,

Moldeando el joven cariño tras sus cristales.

Desfilaba el contoneo por los ventanales

Balanceando la plenitud de su belleza,

Sonrojos de inocencia ante perspicaz presencia.

Nunca supo certero del cruce de miradas,

Si eran de enamorado o si fueran obligadas,

Si juegos de la malicia o de provocación

Los mensajes que le mandaba a su corazón.

Más en una cierta ocasión y más cierto día,

Compungida vio su vista ante la negación

De andares de cadera en manera repentina,

Cuando vio que recorría las calles el luto,

Bajo su balcón a entierro sonaban campanas

llamando al amado levantino corazón

Que levantaban al marino aquella mañana.

Entonces supo él quien llevaban a hombros difunta,

La que ya nunca devolvería su mirada

Moldeando el joven cariño tras sus cristales

Desfilando el contoneo por sus ventanales

Balanceando la plenitud de su belleza.

Tras el marco de aquella ventana ya nunca más 

La besaría,pues la cortina estaba echada.

domingo, 26 de febrero de 2012

FLORES EN LA MAR






















Tiempo hace que pasean mis penas solas
Marismas, que rompen mis lágrimas contra
El malecón pero hoy, desde ésta orilla
Que son mis latidos extraño mucho más
Que nunca tu presencia, te juro que no
Hay peor enfermedad que toda ausencia.

Te anhelo, te anhelo igual que el marinero
Anhela olas de mar, hasta la saciedad,
Te anhelo tanto que por ti vivo y muero.

No quiero hoy entristecer todos los versos,
Quiero que sean tersos a tu mirada,
Un dulce sueño que junto a tu almohada,
Sean un beso mío cada mañana,
Un te quiero al despertar, un amor amar,
Me haces tanta falta tú, tanto o más, y más
Tanto e igual como el mismísimo respirar,
Es la distancia que me vuelve obcecado.

Agarrado, aferrándome a tus pechos
Yo mantengo mis labios sellados, caja
De caudales, sentimientos desbordados
Eres por mis mares en los cuales tu me
Hiciste capitán, así tu me aguardas
Un día descubra el tesoro que encierras
En esa gruta de placer que guiará
Mi alma por la deliberada riqueza.

Sería enorme grandeza para mí
Que juntos pudiéramos navegar todos
Los confines del querer, ver amanecer,
Virar timón a estribor y seguir
Al amor hacia la virgen tierra, dar
Cariño al corazón, echar las raíces
Silente a razón de querernos muriendo.

Pero cariño, nos acecha el peligro,
Hasta puede que la muerte y quiero sepas
Si eso ocurre y muero y me hunden el navío,
Desde mi cielo podré yo verte andar
Nuestra orilla, y no llores, solo acuérdate
De éste tu pirata, cuando me regales
Te quieros echando flores en la mar.

viernes, 24 de febrero de 2012

HÁBLAME DEL MONTE JUAN
























Dos chicos, niño y niña sentados cerca
De un tizón, tiene uno apagada la vista,
El otro la sonrisa, _háblame Juan,
Dime del monte lo que solo tú sabes
Contar, dime que color y que aroma es
El que emana de aquella flor, y de aquella
Y de aquellas otras que están más allá
Y de todas las que están a su alrededor_.
_háblame Juan, háblame del monte tu que
Puedes mirar, ¿vale la pena mirar?.

(El chaval mira en derredor, cuatro ramas
Que secas se pudren al sol, dos puñados
Matojos, rastrojos a su alrededor,
Ningún rastro de ninguna bella flor,
Solo su hermanita sentadita junto
A él y la desolación, su chiribita).

Hermanita, cerca de ti hay un rosal
Cuya flor es tan rosa como tu nombre,
Y su olor como el de mamá, más allá
Hay violetas, y margaritas que al sol
No dejan de observar, _ ¿como huelen Juan?_,
_Huelen a vida como el mar, deja ya
De preguntar que nos coge ya la noche,
Tenemos que irnos a acostar, es muy tarde.

_Juan, ¿Cuándo volverá mamá?, yo la echo
Mucho de menos, dime ¿Cuándo vendrá? _.
(El niño se levanta y le da la mano
A chiribita antes de empezar a andar,
Juan mira atrás, hacia un pequeño montículo
Con dos piedras que a su lado hay, en el justo
Medio una cruz, debajo de aquella cruz,
La verdad que no se atreve confesar).

miércoles, 22 de febrero de 2012

INTENCIONADA ABUNDANCIA























En el escaso y breve entorno
Suficiente de exuberancia,
Nos circundan y nos circulan
Colores de desinhibidos
Paisajes en su desmesura,
Empapándolos nuestros iris
Formas de soltura concisa
Que sobrevuelan nuestra vida.

Ésta intencionada abundancia
Ilustra la fértil, copiosa
Riqueza en sus ensimismados
Vuelos, distrayendo en exceso
Las pupilas de quien observa
Tan opulenta atracción donde
Se mezclan originalidad,
Perspicacia con sutileza,
Súbita sola trascendencia.

En éste ambiente de genérica
Debilidad prodiga ante
Tan copiosa toda belleza,
Su capacidad de enamorar,
Tornándonos en funcionarios
De toda e infinita hermosura.

Fluye un manantial de acuarelas,
Como los ríos de textura
Frágil que corren por las sierras
Con el orgullo en sus corrientes
Autoritarias, van posándose,
En todas ventanas del día,
Mientras el sol pinta sus alas
La noche las deja y olvida.

ESTRIBILLOS DE LA GUERRA








Perdida anda la sonrisa
Entre las piñatas muertas,
Silenciosa la metralla
Que entre las resecas hierbas
Va, caza la tierna carne.

Allí los aplausos mueren
En la frontera de arena,
Las balas orlan paredes
Y son paredes que bailan
Al son de los viejos gritos.

De nuevo desolación
Juega sola al escondite,
Los chicos echan a suertes
Coger el balón perdido
De entre el humo y los escombros.

De lejos vienen sonando
Estribillos de la guerra
Que marchitan las ventanas,
Y el cielo llora la plata
Que ya siembra la victoria.

lunes, 20 de febrero de 2012

CARTA DE UN DESERTOR




















Señor presidente;
Por la presente le mando ésta mi carta
Esperando que se la juzgue primero
Para luego prenderla en el fuego al gusto
O no de su lectura, siendo atrevida
Su escritura pues osó mi corazón
Mandarla, ya que cree estar con derecho
De pedirle en ella librarse de ésta
Guerra que no lleva razón en el hecho.
_______________________________________
 La única hazaña que he hecho en ésta mi vida
Ha sido mandarle éste correo a simple
Vista ofensiva ésta mi misiva, ruego
Que no me mande matar en la trinchera,
Ya que de ninguna manera ya sirvo
Para guerrear, pues las únicas riñas
Que he disputado yo han sido las del bar
Y me va usted a perdonar pero el sitio
En donde vivo, no corren las noticias
De batalla, solo las de las marujas
Que son y como son donde se las haya.
___________________________________
No nos llega el diario ni otra información
Y sepa que nunca conocí riqueza
Ninguna pero tengo por mis tesoros
Humildad y nobleza y de patrimonio
El matrimonio con mi esposa, señora
Que me ama, que sin ser nada soberana
Reparte sabias caricias en la cama.
Que decir de mis chavales, que hace algún
Tiempo convirtió en hombres toda crudeza
De la tierra que los parió, en la cual
Al igual que yo hice luchan a destajo
Con tormentas y vientos que con bravura
Arrancan la siembra de todos los campos.
Aunque no tengamos cubiertos, nos trinchan
Igualmente la carne nuestras desnudas
Manos que rudas hizo el hambre, que anda
Estos andurriales antes de en pañales
Ir yo, y sé lo que tengo padecido,
Pues desearía así morir por mi amor
A éstas tierras, no por el odio de aquellos
Que ni siquiera conozco, pues no entiendo
De trifurcas ni de banderas, las únicas
Guerras que combato son con mi familia
Y mi huerta, tengo ya bastante castigo.
_______________________________________
Sepa usted que nunca he disparado un fusil,
Lo único más parecido a un proyectil
Que he disparado fue una piedra que hallé
Junto al arado de niño, así pues
No me pida abrir fuego usted ni llevarlo
A hombros, lo único que estoy acostumbrado
A llevar son escombros cuando se hunde
Mi tejado, no tengo valor, yo nunca
Lo he necesitado, el coraje único
Del que presumo a lo sumo es que no falte
El pan en nuestras bocas que a bien o mal
Ni demasiadas ni pocas valentía
Considero el lograrlo, y sepa usted
Que ando desarmado por si decidiera
Mandarme apresar, también quiero que sepa
Que la única arma que yo voy a llevar
Es mi apero de labranza, por si manda
Contra mí ordenanza, sepa logrará
Hacerme preso pero me llevará
Leso, pues yo como usted defenderé
Lo que es mío, tampoco seré culpable
Más que aquellos a los que usted mande al frente.
_________________________________________
Matar, que mas da nombres si mueren hombres
Por su lealtad, cosa que a mí me parece
Una barbaridad, allá cada cual
Crea lo que quiera pues el mundo aunque
Lleno de tontos y espabilados, siempre
Sean soldados quienes sufren ceguera,
De ésta manera hágase un favor y déjeme
Marchar, poco vale su tiempo mi anónima
Existencia, no es que le pida clemencia
Solo la paz, cosa en que ya debería
Pensar y no dejar el pueblo a merced
De balas, cuyas únicas que conozco
Las tiro por las mañanas yo a mis cabras,
Así pues mi señor presidente, digo,
Se despide atentamente; un desertor.