miércoles, 22 de febrero de 2012

INTENCIONADA ABUNDANCIA























En el escaso y breve entorno
Suficiente de exuberancia,
Nos circundan y nos circulan
Colores de desinhibidos
Paisajes en su desmesura,
Empapándolos nuestros iris
Formas de soltura concisa
Que sobrevuelan nuestra vida.

Ésta intencionada abundancia
Ilustra la fértil, copiosa
Riqueza en sus ensimismados
Vuelos, distrayendo en exceso
Las pupilas de quien observa
Tan opulenta atracción donde
Se mezclan originalidad,
Perspicacia con sutileza,
Súbita sola trascendencia.

En éste ambiente de genérica
Debilidad prodiga ante
Tan copiosa toda belleza,
Su capacidad de enamorar,
Tornándonos en funcionarios
De toda e infinita hermosura.

Fluye un manantial de acuarelas,
Como los ríos de textura
Frágil que corren por las sierras
Con el orgullo en sus corrientes
Autoritarias, van posándose,
En todas ventanas del día,
Mientras el sol pinta sus alas
La noche las deja y olvida.