domingo, 4 de marzo de 2012

MENDIGO
































Triste figura ésta la tuya mendigo,
Gastada por el famélico destino
Que resalta indigente pobre persona
En los tristes días que tu boca vaga.

Te ceba la bondad que acarrean vientos
Que siguen siendo tan mendigos como tú,
_De recodo en recodo voy _, tu me dices,
Cojeando el alma hacia la caridad.

Dime que mismo destino tu cabalgas
Que acaba huyendo por gélidas esquinas
Regurgitando mañanas de lágrima,
Que nacen,mueren en vientre conformado.

Triste figura ésta la tuya mendigo,
Sin reflejos que a ti se te lleven hacia
Rancias travesías que dan abundancia,
Siendo hambre y constancia ese tu amigo mío.

_De recodo en recodo voy _, tu me dices,
Donde la rutina de mismos lugares
Los andares agota en sufrida sombra,
La que te nombra a ti un héroe de las calles.