miércoles, 18 de diciembre de 2013

CANCIONES DE FUNERAL



















Yo comparto tristes días
con una pequeña hacienda
cercada,breve y desierta,
de nombre casi olvidado,
donde unos naranjos chicos
de destartalada sombra
declaran la desterrada
tierra que ahora resido.

Por paredes solo tengo
lo que mi vista comprende,
el cielo y distantes sierras
y vagabundos pinares
que adornan unas cercanas
solas montañas hermanas,
donde persiguen el alba
acomodadas casitas
de veraneo que estan
casi a punto de enviudar.

A mi izquierda yo me encuentro
un moribundo parral
de uvas maltrechas que llora,
grita,muere de soledad,
y ya oigo yo recitar
a los tordos y los mirlos
canciones de funeral.